Queridas / queridos estudiantes y familias:

Les doy la más cordial bienvenida al año escolar 2017, esperando que el tiempo de vacaciones haya sido un espacio de descanso y oportunidad de encuentro con la familia y amigos/as.

Iniciamos nuestro trabajo en medio de un contexto complejo; hemos presenciado estos días muerte y pérdida material de compatriotas a raíz de incendios forestales y el último aluvión. Desastres que en primera instancia los denominamos “naturales”, pero mirando con mayor detalle podemos distinguir como estos acontecimientos son consecuencias de una intervención humana/cultural/económica que en su momento no midió consecuencias ni previó su impacto.

En medio de esta realidad surge la invitación esperanzadora que el Papa Francisco hace al sínodo sobre “los Jóvenes, la Fe y el discernimiento” el cuál se inspira en las palabras que Dios le dirige a Abraham:
“Vete de tu tierra, de tu patria y de la casa de tu padre a la tierra que yo te mostraré” (Gen. 12,1).

Los invita a ustedes jóvenes a salir de su zona de comodidad para lanzarse al futuro y a nosotros/as los adultos nos desafía a convertirnos en acompañantes y guías expertos de esta juventud.

Espero que juntos avivemos ese fuego en el corazón de cada uno/a.

Espero que juntos, seamos capaces de entregar con dedicación y excelencia nuestra tarea pedagógica en todos los niveles y cursos.

Finalmente espero que me abran sus corazones para impregnarme de la espiritualidad Ignaciana que habita en el colegio San Ignacio de Concepción.

Me pongo al servicio de esta comunidad para Mayor Gloria de Dios.

Un abrazo a cada uno/a de ustedes:

Angélica Caro Rodríguez
Rectora