El Padre Carlos Hurtado Echeverría, SJ., ingresó a la Compañía de Jesús en mayo de 1940 y fue ordenado sacerdote en diciembre de 1950. Como Jesuita, trabajó en el Hogar de Cristo y consagró gran parte de su vida al apostolado educativo, sirviendo en la Escuela, y posteriormente Colegio, San Ignacio de Concepción entre los años 1985 a 1999.

El legado de Carlos Hurtado SJ