PINTURA BÁSICA
COLEGIO SAN IGNACIO

Profesora del Taller: Norma López

Descripción del Taller  y Objetivos

En nuestro colegio el taller se desarrolla habitualmente los días miércoles en las tardes y está destinado a estudiantes desde Pre-kinder a Cuarto Básico.

Al finalizar el año académico se realiza una exposición de los trabajos más destacados de cada alumno y desde el año recién pasado comenzó a desarrollarse un encuentro de arte que convoca a otros colegios pertenecientes a ADICPA  (Asociación Deportiva Cultural Integrada de Colegio Particulares).

Objetivos y fundamentos

Desarrollar la creatividad, la expresión, las habilidades artísticas, reforzar la autoestima, las relaciones sociales y educar en igualdad.

La pintura infantil ayuda en el aprendizaje escolar, motivando el desarrollo mental. Se ejercita la atención, la concentración, la imaginación, la memoria, la observación, la iniciativa, la voluntad y la autoconfianza; ésta última, como un resultado de la constatación por parte del niño de todo lo que puede realizar, lo cual se traducirá en un concepto positivo de su persona, que  se verá reflejado en los resultados de las actividades académicas. 

La pintura infantil beneficia también el desarrollo socioemocional del niño al propiciar la aceptación de sí mismo con sus posibilidades y límites.

Mediante la pintura infantil se cultivan y desarrollan también los sentidos del niño, promoviéndose así el desarrollo perceptivo. El espacio, las formas, los colores, las texturas, los sonidos, las sensaciones kinestésicas y las experiencias visuales incluyen toda una variedad de estímulos para la expresión. 

La pintura infantil influye, asimismo, en el desarrollo estético del niño. La estética puede definirse como el medio de organizar el pensamiento, los sentimientos y las percepciones en una forma de expresión que sirva para comunicar a otros estos pensamientos y sentimientos. 

Por último, la pintura infantil favorece enormemente el desarrollo creador del niño, motivándolo a la flexibilidad, la fluidez, la originalidad, la independencia, la crítica y la autocrítica. 

¿Por qué el arte es bueno para el aprendizaje en los niños/as?

1. El arte estimula ambos lados del cerebro.
2. Hay estudios que demuestran que los niños que hacen arte leen mejor y obtienen mejor rendimiento académico.
3. Los niños aprenden usando sus sentidos y el arte es ideal en este proceso.
4. Los niños necesitan un lugar en la escuela para expresarse.
5. El arte promueve la autoestima.
6. El arte estimula a los niños a prestar más atención al espacio físico que los rodea.
7. El arte desarrolla la coordinación entre los ojos y las manos.
8. El arte estimula el desarrollo perceptivo.
9. El arte enseña a pensar dejando finales abiertos. Representa una cultura de preguntas más que una cultura de respuestas.
10. El arte enseña que puede haber más de una solución para un problema.
11. El arte enseña a los niños a pensar creativamente para resolver problemas.
12. Los niños pueden compartir y reflexionar acerca de sus trabajos de arte y aprender algo de sí mismos y el mundo en el que viven.
13. Cuando el arte está integrado a otras materias del programa escolar los niños se comprometen más en el proceso de aprendizaje.
14. En el proceso de hacer arte el niño está expuesto a diferentes posibilidades, al descubrimiento, y a la libertad, de esta manera se evita caer en el control.
15. El arte nutre el alma humana. Se siente bien haciéndolo.
16. El arte trae los recursos culturales de la comunidad dentro de la clase.
17. El arte involucra a padres y apoderados en el colegio invitándolos a participar como voluntarios en diversas actividades.
18. El arte proporciona un medio, un piso en común, para atravesar estereotipos raciales, barreras y prejuicios.
19. El arte es valioso por sí mismo.
 

Técnica de trabajo

El taller de pintura básica pretende que a través de variadas experiencias los niños descubran técnicas no tradicionales, convirtiendo esta actividad en un aprendizaje constante a través de la experiencia, ya que es comprobado que el arte infantil está más centrado en el proceso que en el producto.